Nasofibroscopía.

La Nasofibroscopía es el estudio por fibra óptica de las fosas nasales y vía aérea superior. Los pacientes con problemas de garganta, nariz u oídos pueden requerir este estudio a cargo del otorrinolaringólogo. Es común realizar una Nasofibroscopía en el diagnóstico de:

• Sinusitis  

• Nariz tapada  

• Apneas del sueño  

• Tumores  

• Poliposis nasal  

• Tabique desviado  

• Disfonía  

• Nódulos, pólipos, quistes o tumores en cuerdas vocales  

• Reflujo gastroesofágico y laringitis posterior secundaria a éste

• Otros diagnósticos.  

 

Indicaciones previas al examen.

·         El examen requiere que el paciente venga en ayunas (4 hrs)

·         El paciente debe permanecer sentado.  

·         Se aplicará anestesia local en spray en cavidad orofaringea y ambas fosas nasales

·         Se introducirá la fibra óptica por el piso de la nariz.

·         Se le pedirá que trague las veces que sea necesario hasta que el médico logre una buena visión a través del nasofibroscopio.

·         En forma pausada y minuciosa se inspeccionará la vía aérea superior del paciente